pintura-pizarra

pintura-pizarra

Un breve tutorial para todos aquellos que queráis pintar una pared o un zócalo de pizarra durante un fin de semana.  En la foto, todo el material que necesitáis:

1.- Una cubeta de pintor y dos rodillos de acabado fino (de espuma o los que tienen el pelo corto y se usan para esmaltar).

2.- Un rollo de papel de cocina, guantes de látex y algunos periódicos para proteger el suelo, no mancharse las manos y para limpiar de inmediato alguna salpicadura cuando aún esté húmeda.

3.- Una cinta de pintor y un par de paletas de madera o espátulas para remover la pintura.

4.- Una botella de pintura de pizarra color Azul Elefante. En este caso queremos cubrir una pared de 3m x 1,20 de altura, un bote será suficiente porque cubre hasta 4 m2.  Aunque algunas paredes son más porosas que otras y la pintura cunde menos. Un comentario, para obtener colores limpios, el fondo de pared debe ser blanco. Si tu pared tiene otro color, el color que obtendrás será algo más sucio.

Leer más

Las puertas de los armarios también pueden ser decoradas para ser más “chic”, para resultar más útiles o incluso como forma de diversión para los más pequeños, ya que puedes pintarlas con pintura de pizarra dar rienda suelta a tu imaginación.

Además, la pintura de pizarra es también una gran herramienta para la organización de las áreas de juego, por eso hoy os proponemos las puertas de estos armarios donde con un par de capas de pintura de pizarra pueden ser etiquetados con palabras o imágenes con tiza que describen los contenidos que hay en el interior de los armarios, de tal manera que los niños puedan coger y volver a colocar juguetes en el sitio adecuado.

Foto: Kid’s Room