Algunos de los temas de este blog surgen de vuestras consultas. Por ejemplo, ayer nos comentaban en el mail una idea que nos pareció estupenda. Pintar una pared en un color diferente al resto de la habitación, (con pintura de pizarra, por supuesto). Que el niño sepa desde el principio que esa es su «pared especial» para dibujar. Enséñales a pintar solo en su pared


cuartocolor-pizarra-colores

Y así enseñarle a distinguir en donde puede pintar y en donde no. Otros comentarios que leemos en los foros plantean lo contrario: temen que si el niño empieza a pintar en su pared especial de pizarra piense que en todas las paredes de la casa puede hacer lo mismo. La solución que ha encontrado nuestro amigo es ingeniosa: si la pared para pintar tiene otro color, el proceso puede ser más fácil. De todas formas, aconsejamos el uso de la pizarra en la pared a partir de los 4 años, edad en la que ya no es tan complicado que el niño entienda donde debe y puede pintar.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *