Entradas

He encontrado una idea estupenda para aprovechar esos restillos de materiales que nos quedan por casa y nos da pena tirar: trozos de tela o de papel pintado, restos de corcho y un poco de pintura de pizarra si tras utilizarla no has terminado el bote.

tablon corcho pizarra

Se trata de crear un tablón para notas, etc, a base de cuadrados de madera que luego van unidos por detrás. Puedes pintarlos, forrarlos o simplemente dejar el corcho visto. También incorporar un tablero perforado al cual podrás colgar ganchitos, bolsitas, etc.Queda más terminado si luego lo rematas con una moldura, pero también quedará bien sin marco.

 

Esta idea la he visto en la página web de Pottery Barn para adolescentes, una página americana preciosa y llena de ideas.www.pbteen.com

Algunos de los temas de este blog surgen de vuestras consultas. Por ejemplo, ayer nos comentaban en el mail una idea que nos pareció estupenda. Pintar una pared en un color diferente al resto de la habitación, (con pintura de pizarra, por supuesto). Que el niño sepa desde el principio que esa es su «pared especial» para dibujar. Enséñales a pintar solo en su pared


cuartocolor-pizarra-colores

Y así enseñarle a distinguir en donde puede pintar y en donde no. Otros comentarios que leemos en los foros plantean lo contrario: temen que si el niño empieza a pintar en su pared especial de pizarra piense que en todas las paredes de la casa puede hacer lo mismo. La solución que ha encontrado nuestro amigo es ingeniosa: si la pared para pintar tiene otro color, el proceso puede ser más fácil. De todas formas, aconsejamos el uso de la pizarra en la pared a partir de los 4 años, edad en la que ya no es tan complicado que el niño entienda donde debe y puede pintar.

Nos consultan a través de mail si nos parece una buena idea pintar un pasillo con Pintura de Pizarra. Y si no quedará demasiado colorinero al ser un espacio pequeño. Hay tantas posibilidades de aplicar la pizarra en un pasillo…!

pizarra-cuarto-color

Puedes crear un zócalo, pintar solo una pared, pintarlo entero…;  si tienes un pasillo o distribuidor lo suficientemente espacioso puede ser un buen lugar para que los niños pinten y jueguen, y además es una forma de proteger la pared de rotuladores, bolígrafos, etc. Por cierto, aunque pinten con rotulador sobre la pizarra, si estás atento y lavas pronto con agua y jabón, el dibujo desaparecerá. Si ha pasado más tiempo, prueba con el detergente CIF en crema aplicado en un paño húmedo y frota. Este detergente también funciona con restos de grafito o lápices de cera. No utilices detergentes agresivos, pueden deteriorar la pintura. En cuanto al color, los espacios pequeños y sin mucha luz admiten muy bien los colores intensos, se llenan de vida. Y no te cansarás de verlos, al fin y al cabo son lugares de paso.