4 Trucos para Decolovers

Muchos de nuestros clientes nos piden el kit Hazlo tu mismo, por lo que deducimos que son Decolovers auténticos y que para ellos el arte de pintar no tiene secretos. Pero como todo arte, hay truquillos. Nosotros hemos aprendido algunos a lo largo y ancho de nuestra vida deco. Para ellos es hoy este post, y si nos contáis algunos nuevos que no sepamos, los aportamos a la comunidad.

1.- Protege tu cubeta con un papel de aluminio o papel film transparente. Es un truco muy práctico porque no tendrás que limpiar la cubeta cuando cambies de color o pases de la imprimación a las manos de pintura. Y además, cuidas el medio ambiente porque arrojas menos residuos al fregadero.

2.- Conserva en buen estado la cubeta si te tienes que marchar. Hay veces que entre una mano y otra de pintura tenemos que marcharnos o simplemente hay que esperar un par de horas. La pintura y el rodillo pueden secarse en este intervalo y desperdiciamos los dos, un rodillo seco no pinta bien. Envuelve la cubeta en una bolsa de plástico y guárdala en la nevera, cuidadando que la parte blanda del rodillo no descanse en la pintura húmeda que aún puede quedar en la cubeta. Nuestro consejo, además, es que enjuagues el rodillo con agua y quites la pintura adherida antes de guardarlo, para empezar la siguiente mano con el rodillo limpio y seco. Puedes envolver el rodillo también en papel film para que no se contamine con ningún resto de pintura.

Haz lo mismo con las brochas, si utilizas alguna para recortar los ángulos de la pared con el techo o con las puertas. Guárdala limpia y húmeda en una bolsa de plástico con cierre hermético y ya verás la diferencia cuando vuelvas a usarla.

3.- ¿Qué hacer con los restos de pintura? Guardar los restos no siempre es una buena idea. La pintura de pizarra tiene, como todas las pinturas, una fecha de caducidad y es probable que cuando vuelvas a querer usarla esté un poco seca. Pon a funcionar tu instinto Decolover… Piensa en un pequeño proyecto para aprovechar esos restos y no lo dilates mucho tiempo. Aquí te damos una idea muy ecológica: recupera alguna de las latas de tu cubo de reciclaje y tranfórmalas en contenedores para pilas o bombillas usadas. 

4.- Quitar la cinta de carrocero. Es fastidioso retirar la cinta de carrocero y muchas veces nos traemos la pintura al despegarla. Hay un pequeño truquillo que consiste en ir pasando un secador de pelo para ablandar el pegamento. Es muy tonto pero funciona…!!! También puedes utilizar el secador para acelerar el secado entre las manos o dejar bien seco el rodillo antes de empezar una nueva mano de pintura.

Imágenes: Pinterest, Martha Stewart.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *